Naciones indígenas abordan la salud mental durante COVID-19

Cronkite News

PHOENIX – COVID-19 está afectando a las naciones indígenas con números altos, pero líderes de estas naciones y expertos en salud mental han intensificado sus esfuerzos para abordar el sufrimiento emocional provocado por los toques de queda continuos y las numerosas pérdidas.

“Por favor, manténgase conectado con familiares y vecinos por teléfono o videocharla y recuérdales que tienen apoyo”, dijo recientemente el vicepresidente de Navajo Nation, Myron Lizer,implorando a los navajos a que se ocupen de su bienestar mental, así como de su salud física.

“Si sientes estrés o ansiedad, tómate el tiempo para respirar profundamente, estirarte o ponte a orar”, dijo.”Has ejercicio o has las tareas del hogar y evita los alimentos y bebidas poco saludables. Debemos protegernos a nosotros mismos y a los demás”.

Más de 320 muertes por COVID-19 han sido reportadas en la vasta reservación Navajo, que se encuentra principalmente en Arizona, pero también cubre partes del oeste de Nuevo Mexico y el sur de Utah.

En respuesta al aumento de los casos COVID-19 en zonas cercanas a la reserva a principios de esta semana, la Nación Navajo reinstauró un toque de queda de 57 horas, a partir de las 8 p.m. del viernes y hasta las 5 a.m. del lunes. La orden incluye un segundo encierro desde el 26 hasta el 29 de junio.

En general, según Indian Health Service, se han reportado más de 15,000 casos de COVID-19 entre las comunidades indígenas de los Estados Unidos, cuyos residentes tienden a tener más serios problemas de salud y menos acceso al agua potable o una buena atención médica.

Los indígenas americanos y los nativos de Alaska también sufren de tasas altas de problemas de salud mental y conductual, y los expertos se preocupan de que el aislamiento social y otros efectos de la pandemia podrían aumentar la angustia psicológica o evitar que los que sufren de adicción reciban medicamentos que salvan vidas.

Los miembros de la Guardia Nacional de Arizona establecieron el 2 de mayo una estación médica en Chinle, la reservación de la Nación Navajo, para apoyar la atención médica a los que sufren del COVID-19. La guardia activó a más de 800 miembros para apoyar a las tiendas de comestibles, los bancos de alimentos y otras necesidades de la comunidad. (Foto por U.S. Air National Guard Tech. Sgt. Michael Matkin/Creative Commons)
Los miembros de la Guardia Nacional de Arizona establecieron el 2 de mayo una estación médica en Chinle, la reservación de la Nación Navajo, para apoyar la atención médica a los que sufren del COVID-19. La guardia activó a más de 800 miembros para apoyar a las tiendas de comestibles, los bancos de alimentos y otras necesidades de la comunidad. (Foto por U.S. Air National Guard Tech. Sgt. Michael Matkin/Creative Commons)

Native Wellness Institute, con sede en Oregón, es uno de los grupos que responden a estas preocupaciones. El 25 de abril, lanzó en internet “Power Hour”, una presentación que promueve el bienestar de los indígenas americanos a través de programas que incorporan enseñanzas y tradiciones de sus ancestros.

Power Hour se realiza diariamente a las doce del medio día, hora pacifico, vía Facebook Live. Las sesiones incluyen lecciones de cuidado personal, resiliencia y activismo.

Entre los que se presentan en Power Hour se encuentran el cuentahistorias Gene Tagaban, que es Cherokee, Tlingit y Filipino; la entrenadora Theda New Breast, miembro de la Nación Blackfeet; y el orador motivacional y comediante Kasey Nicholson, de la comunidad indígena Fort Belknap. Una sesión reciente se centró en el movimiento Black Lives Matter, una transmisión en vivo que obtuvo más de 7,000 visitas.

“Sabíamos que la gente ya traumatizada iba a ser nuevamente traumatizada, así que queríamos crear ese espacio seguro y valiente para dar lo mejor de lo que sabíamos que teníamos”, dijo Shalene Joseph, coordinadora del proyecto. “Tenemos un montón de entrenadores y gente que dice: ‘Tengo algo que decir'”.

La salud mental en la era del COVID-19 ha sido un punto de preocupación para profesionales médico,s como los colaboradores de Harvard Health Blog Debi LePlante y Howard Shaffer, quienes señalan una conexión entre el aislamiento social y el estrés emocional, pero también una conexión entre el aislamiento social y la recaída a la adicción de las drogas o al alcohol.

“Esto significa que durante este período sin precedentes de distanciamiento social, tenemos que identificar formas de conectar con los demás para obtener y dar apoyo sin estar en su presencia física”, escriben LePlante y Shaffer, ambos profesores de psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard.

Según informes federales, la angustia psicológica entre los indigenas americanos y los nativos de Alaska es 1.5 veces mayor que entre la población en general, y los problemas significativos de salud mental incluyentrastorno por consumo de sustancias, suicidio, ansiedad y trastorno de estrés postraumático. Los indigenas americanos también tienen las tasas de suicidio más altas del país, según los Centros para el Control y laPrevención de Enfermedades.

Loren Ashley Buford de Arizona encabeza Healing Indigenous Lives Initiative, entidad que ha estado celebrando reuniones en línea para brindar apoyo a los necesitados durante la pandemia.

La organización de Buford, UNITY – United National Indian Tribal Youth – la animó a crear una iniciativa paraayudar a los jóvenes a luchar con la “delincuencia, altas tasas de deserción … o el abuso de sustancias y la prevención del suicidio”, dijo.

Buford pidió a los jóvenes que experimentaron estos problemas que se convirtieran en guías de sus compañeros para compartir sus técnicas de cómo alcanzar el amor propio.

Durante una reunión virtual reciente, la guía Santana Bartholomew habló sobre cómo vivió el toque de queda en Pueblo de Pojoaque en Nuevo México.

“Cualquiera que me conozca bien probablemente sepa que me estoy volviendo un poco descabellado, porque estoy acostumbrado a estar súper ocupado”, dijo.

El tema de la reunión fue Cultura como Prevención, que, dijo Bartholomew, está en el corazón de cómo las naciones indígenas viven sus vidas las naciones indígenas.

“La cultura se compone de nuestro sistema de costumbres, tradiciones, valores…. Mi cultura significa seguir yendo a la cama en un momento decente, aunque no tenga que levantarme temprano; despertarme en un momento decente, leer algunas escrituras”, dijo Bartholomew.

Ella describió que se levanta con su hijo, hace el desayuno, mantiene la casa limpia y está siempre activa–todo para prevenir los sentimientos de desesperanza y soledad que acompañan largos períodos de aislamiento.

“Hay mucho miedo por ahí, pero mirar lo positivo de la situación es el camino a seguir”, dijo Bartholomew. “No tengas miedo de tender la mano. Tenemos tanta suerte de tener esta tecnología impresionante para mantenernos conectados”.

In a webinar held by the National Indian Health Board, Glorinda Segay, a public health project coordinator for the organization, encouraged Native Americans to pursue self-love and forgiveness to combat feelings of hopelessness that may be prevalent as the pandemic wears on.

En un seminario vía internet celebrado por National Indian Health Board, Glorinda Segay, coordinadora de proyectos de salud pública para la organización, animó a los indígenas americanos a perseguir el amor propio y el perdón para combatir los sentimientos de desesperanza que pueden ser frecuentes a medida que la pandemia se consume.

“La gente debe considerar ser más gentil consigo misma a través de la tranquilidad y las oraciones”, dijo Segay, “y perdonarse a sí mismos por cometer errores mientras se adaptan a ‘la nueva norma'”.

Cronkite logo bridge

Read story in English: Native groups address mental and behavioral health as COVID-19 wears on

Comments

News

FEATURED
COMMUNITY